20.3.21

Entrevista a Miguel Ángel de Rus por El Taxista asesino, de Asier Aparicio


Pregunta.- “El taxista asesino” es el primer relato de este libro, y el que pone título a los 18 relatos variados e imprevisibles, un alarde de creatividad y un despliegue de todo lo que esconde nuestro mundo globalizado. Pero, a pesar de esa riqueza temática, ¿podríamos hablar de un hilo conductor en todo el libro, de un posible denominador común? ¿Qué lo vertebra?
R.- Hay un primer grupo de relatos en los que predomina la idea de “defensa ante un mundo hostil”, un mundo que resulta violento de muchas formas, físicas e intelectuales. Y esa defensa de quien se siente herido puede ser considera violencia a su vez por otros; como ejemplo: El taxista asesinoPuedes ir en paz, El amnistiado de Navidad, Setenta balcones, Júpiter muerto entre las olas… Son relatos en los que el ciudadano se ve abocado a la lucha contra el entorno, una lucha que será criticada por los tibios, es gente herida por la insensibilidad de los demás, por la violencia aceptada por el grupo, por los correctos que nunca han sido vejados y a quienes el sufrimiento ajeno les da igual.
Un segundo grupo englobaría los “relatos de la caverna” y engloba textos como: De cartón, Ficticio, La botella de Bukowski, el cigarro de Gainsbourg, Es la economía o Arte. Al modo del diálogo de Platón, somos ese grupo de prisioneros encadenados desde su infancia detrás de un muro, en una caverna. Un fuego ilumina al otro lado del muro, y sólo vemos las sombras proyectadas por objetos que se encuentran sobre este muro, los cuales son manipulados por otras personas. Al igual que ellos no vemos la realidad, sino una apariencia, y en todos ellos muestro cómo nos hacen vivir en un mundo imaginado por otros. Quizá el más duro de ellos sea La belleza interior, el que cierra el libro, en el que la modelo más famosa del mundo representa el asco del vacío mental al que ha llegado una buena parte de la humanidad.
Y habría un tercer grupo de relatos que trata sobre la decepción, la melancolía que nos provoca el paso de la vida: Más duro que nunca, El último beso, Recuerdos del pelo largo, Amada rata o Harmony 3.1. Última actualización, un relato sobre la imposibilidad del amor en el S.XXI y la salvación para los sentimientos que puede representar el amor robótico. El taxista asesino es un retablo satírico y negro del mundo contemporáneo.

 

P.- El libro es de una rabiosa actualidad y hay muchos personajes reconocibles, ¿qué cuestiones hay latentes en este libro, que “obsesiones” como autor fluyen en tu escritura?
R.- Se habla de las estrellas del mundo de la comunicación y el vacío que nos transmiten, de la maldad de quienes dominan el planeta y nos llevan al matadero por sus intereses, de la verdad oficial y de los héroes que luchan contra ella, de los supuestos seres humanitarios que en realidad son siervos de las mafias, de gente como nosotros que un buen día, hartos de ser pisoteados, explotan y arrasan cuanto hay a su paso.

 

P.- En palabras de José María Merino, este libro forma, por su tono, un díptico con tu trabajo anterior, “36 maneras de quitarse el sombrero”. Ya que nadie más crea sátira en España, ¿qué aporta dicha visión al panorama cultural y literario de un país como España, cuna del gran Marcial?
R.- José María Merino al hablar de mi anterior libro lo emparentó muy amablemente con Aristófanes, Luciano de Samósata, Marcial, Petronio, Quevedo, Luis Vélez de Guevara, Mariano José de Larra, Jardiel Poncela o Ramón Gómez de la Serna. Me puso el listón demasiado alto. Si crees que las noticias están manipuladas en función de los intereses de grandes grupos empresariales y mediáticos, si ves que a la sociedad le da igual hacia dónde la lleven, si se adoran becerros de oro, la única opción que le queda al escritor es desnudar al rey, hacer que se vean sus vergüenzas, y como ahora los reyes somos todos, el escritor debe desnudar a toda la sociedad. Con eso no se ganan premios, ni cargos, ni honores, pero alguien debe ser el niño que señale con el dedo al impostor y diga “está desnudo”: Y si se puede hacer con herramientas propias de la creación literaria, mejor. La diferencia con el anterior libro es que hay más relato negro y más humor negro.

 

P.- Uno de tus temas recurrentes es la censura en la libertad de expresión, ¿crees que estamos ante el peligro de un nuevo fascismo estético, el del “público” como ente castigador?
R.- La censura en otros tiempos corría a cargo de los dictadores, de la inquisición, ahora la hace todo el mundo. Hace unos días un chico islamista asesinó al profesor francés Samuel Paty por mostrar una caricatura de Mahoma en clase de Libertad de expresión. Los héroes de Charlie Hebdo fueron asesinados por musulmanes por publicar caricaturas de Mahoma; la matanza se llevó por delante doce vidas humanas. Y hay gente tan estúpida que dice “si no quieren que se muestre a Mahoma, pues no lo hagas”. Esos que lo dicen son cómplices de los asesinos, les justifican. Mucha gente que no ama la libertad de expresión no entiende que luchamos por ella para que sean más libres..

 


P.-
Se te nota dolido ante la banalidad de la cultura, o mejor del “mercado de la cultura”; se nota que posees una idea de Cultura mucho más excelsa, casi de otras épocas: un sentir que comparto. Pero, ¿cómo casa ese alto criterio estético con la pretendida “democratización” de la cultura que nos ha traído la globalización?
R.- Si tuviera que escoger diez novelas sólo, serían obras de los siglos XVIII y XIX; en teatro, las escogidas serían obras que irían del Siglo de Oro a Durrenmat pasando por Edmond Rostand. Ahora Mozart es eso que sale en el anuncio de un coche. Ahora se hacen productos, en lugar de obras, y si alguien hace una obra de verdad tiene tremendas dificultades para que llegue al público. Que una obra extraordinaria como “La eternidad en un junco”, de Irene Vallejo, haya llegado a un grupo importante de lectores es casi un milagro. Yo he intentado en El taxista asesino proponer historias que queden, que sirvan para algo. Ya veremos si se ha conseguido.

 

P.- Sobre tu estilo, ¿eres más de Góngora o de Quevedo?, ¿romántico o ilustrado?, ¿realista, decadentista… o ambas cosas? Háblanos un poco de tus referencias literarias como escritor.

R.- Más de juvenal que de Quevedo y de éste que de Góngora; más ilustrado que romántico; más decadentista que todo lo demás. Me sigue excitando leer a Choderlos de Laclos, Boris Vian, Turgueniev, Rostand, Dumas, Villiers o Proust, pero creo que si hace años había más influencia de otros autores, ahora soy yo; más ácido, aguerrido, impactante, burlón, para lo bueno y lo malo.

(Entrevista de Asier Aparicio)

26.2.21

Entrevista a José María Merino, autor de Dobles

 

Foto de Vera Kukharava

Pregunta.- El tema del doble es de gran importancia no sólo en la obra de Merino, sino, en general, en la literatura clásica.

R.- Es incuestionable la persistencia del tema del doble en la ficción, tanto si lo buscamos en la narrativa oral como en el mundo de los mitos y, desde luego, en el de la literatura. Hay ejemplos como ‘La historia del reflejo perdido’, de E. T. A. Hoffmann, o ‘La madona de Rubens’, de José Zorrilla. En mi caso el origen de estas tres novelas breves sobre dobles nace en unas chicas que conocí en mi adolescencia, dos hermanas con las que mantuve una relación -no como la del libro- que siempre me intrigaron, porque nunca supe con cuál de las dos estaba. Aquello me hizo pensar muchas veces y de ahí han salido estos amores que están entre la ficción y la realidad, porque habrá muchas personas que habrán vivido relaciones similares, seguro.

P.-“El hechizo de Iris”, la nouvelle que abre el libro es la historia de un muchacho enamorado de dos hermanas gemelas; una la liberada sexualmente, la apasionada; la otra más recatada. Pero contado de un modo que te hace dudar si son dos o es una.

R.- Bueno, esa es la gracia del libro, la duda sobre la personalidad de la mujer amada, porque yo creo que cada uno de nosotros lleva dentro de nosotros un doble. En muchas ocasiones que resultan complicadas, nuestras dudas parecen provenir de dos voces distintas que están en nuestro interior, como si hubiera en nosotros dos consciencias distintas. A mí esa idea me gustó, hay dos hermanas, o al menos es lo que parece ser. El lector podrá llegar a la conclusión de si era una o eran dos. Yo no soy un escritor erótico, pero me gusta tratar la relación sexual con la misma naturalidad que cualquier otra situación. Y aquí, además, tratándose de adolescentes no quise ocultar nada de lo que pudiera ocurrir entre ellos.


P.- “El misterio Vallota” es la nouvelle del libro con más relación con la actualidad, es más que una crónica de la corrupción en España de la clase política y empresarial.

R.- En uno de los tres textos, en el de Vallota, siendo ficción, hago una reflexión sobre la grave corrupción política y empresarial que hemos visto en los últimos años. Como el protagonista, siendo un individuo sin escrúpulos, que solo actúa por interés personal, consigue cautivar a quienes le siguen. Y puede desaparecer, pero acabará reapareciendo, sin dejar de ser amado a pesar de de todas las maldades que haga. Y lo cuento con una cierta perplejidad del narrador.

P.- En “El regreso del cometa” un hombre se enamora de una mujer evanescente, reaparecida desde los neblinosos terrenos de la adolescencia, sin saber si es una mujer o una mariposa.

R.- Sí, es un territorio de brumas, entre el sueño y la realidad, en los resquicios de nuestra mente, por lo que el acto de narrar lo acontecido es terapéutico y revelador. Tengo una serie de influencias innegables. Nací en Galicia, y de ahí absorbí la magia, la bruma, la fantasía, la tendencia a soñar aquello que la bruma no te permite ver, todo lo bueno. Pero muy pronto fui a León, y allí me empapé de la tradición del Filandón, de la tradición oral, de las historias contadas pos las mujeres. Creo que esa tradición es la que hace que haya tan buenos escritores en León.

P.- En todos los textos de Dobles hay un reencuentro pasado mucho tiempo.

R.-La literatura siempre es simbólica, recrea la realidad, y para ellos crea una atmósfera que tiene que ver con lo simbólico. Por ejemplo, en el primer texto está la selva porque me recuerda mis viajes por América en los años 60. La selva es el lugar impenetrable, misterioso, y es un lugar perfecto para que el protagonista se encuentre con su amada, o con las dos; lo que el lector considere. Además, mientras vivimos la realidad estamos viviendo todos los mundos soñados, el pasado y el presente, el lugar donde estamos y los sitios en los que fuimos felices. El reencuentro, cuando ya el recuerdo es borroso, nos da la oportunidad de revivirlo todo y de volver a darle forma en nuestra mente.

Dobles, de José María Merino


Dobles.
José María Merino

Colección NARRATIVA de M.A.R. Editor  nº 100
ISBN: 978-84-17433-35-2

170 páginas • PVP: 14,95 €
<<<COMPRAR>>>

Ilustración de portada de Talía de Rus

            Tres historias de amores perdidos y encontrados, de suplantaciones, de perplejidad ante las sorpresas de la vida; tres de los textos más subyugantes salidos de la imaginación de José María Merino, historias en las que los protagonistas no son lo que pensamos.
            Se reúnen en Dobles tres narraciones con una misma raíz: protagonistas con una doble personalidad, amores que parecen imposibles, la dificultad para separar realidad de ficción.
            En El hechizo de Iris un hombre revive un amor de adolescencia, dividido entre dos hermanas iguales en aspecto, pero diferentes en su forma de ser; dos hermanas que le desasosiegan jugando con sus deseos y su imaginación. Las amadas, o la amada, son el cambio, la transformación, el devenir de la vida, la evolución, la incertidumbre.
El misterio Vallota es más que una crónica de la corrupción en España de la clase política y empresarial. En ella, un personaje da testimonio de la desaparición de un hombre influyente de la política del país y de la aparición de su doble en los medios de comunicación; es también la historia de un amor protagonizado por una mujer que adora al poderoso y rico que la humilla.
            En El regreso del cometa un hombre se enamora de una mujer evanescente, reaparecida desde los neblinosos terrenos de la adolescencia, cuya presencia turba la serenidad del hombre que amó y deseó a la muchacha, reviviendo pasados temblores de deseo, sin saber si es una mujer o una mariposa, por lo que el acto de narrar lo acontecido es terapéutico y revelador.

    Prólogo de Miguel Ángel de Rus.


“Merino da vueltas a la realidad (…), con una prosa fluida y musical”. (Rosa Regás).
“Si hay un fabulador español y un maestro para afrontar el relato, ése es Merino”. (Juan Cruz).
“Uno de los autores actuales de mayor prestigio”. (Ángeles Encinar).

 

 JOSÉ MARÍA MERINO


(La Coruña, 1941).
Con motivo de la guerra civil, su padre tuvo que abandonar León y refugiarse en Galicia, donde conocería a su madre. Tras su nacimiento, la familia regresaría a León, donde pasó la infancia y adolescencia. Narrador, poeta, ensayista y académico de la Real Academia Española. En 1976 publica Novela de Andrés Choz, a la que siguen El caldero de oro (1981) y Cuentos del reino secreto (1982); con La orilla oscura (1985) logra el Premio Nacional de la Crítica. Posteriormente aparecen sus libros: El centro del aire (1991), Las visiones de Lucrecia (1996), Cuatro nocturnos (1999), Los invisibles (2000), El heredero (2003), La sima (2009) y El río del Edén> (2012), ganadora del Premio Nacional de Narrativa. José María Merino recibe el Premio Nacional de Literatura Juvenil por Los trenes del verano (No soy un libro), otras de sus obras para más jóvenes son: Las mascotas del mundo transparente, Las lágrimas del sol o El oro de los sueños, entre otras. En 2008 recibe el Premio Castilla y León de las Letras. Los relatos centrados en su alter ego, el profesor Souto, fueron reunidos en el libro Aventuras e invenciones del profesor Souto. Recientemente ha publicado el libro A través del Quijote. Dobles es su primer libro publicado en M.A.R. Editor.

4.12.20

El taxista asesino, relato negro y sátira para explicar el mundo contemporáneo. De Miguel Ángel de Rus

En El taxista asesino encontramos el mundo como representación; nada es real, todo es falso, recreación de un decorado, un montaje para entretenernos. El ser humano es esclavo de su deseo, de la voluntad ciega de vivir. Para los personajes la vida es un anhelo y un tormento; en algunos textos el drama se analiza desde el humor, y en otros desde la introspección. Las dos pulsiones dominantes en esta obra son el amor y el odio; de su equilibrio nace eso que llamamos sociedad.

Desde la relación amorosa del estudiante de filosofía reconvertido en taxista con la futura actriz, hasta el vacío de las relaciones en Internet, pasando por la política convertida en un desfile de maniquíes sin nada detrás, o las mafias criminales que se esconden tras el tráfico de seres humanos, todo en este libro muestra una lúcida acidez, pasando de momentos de humor brillantes a situaciones dramáticas cotidianas. Para crear este reflejo de la realidad de nuestra época Miguel Ángel de Rus convierte en ficción hechos reales como la guerra contra EE.UU. por Cuba; las miles de denuncias de mujeres por robos y abusos en un fin de año en Alemania; o nuevas visiones sobre el moderno esclavismo con africanos llegando en pateras a Europa. Como es habitual en su obra, aparecen personajes reales como Bukowski, Serge Gainsbourg o Woody Allen.

El escritor palentino Asier Aparicio considera que: “Miguel Ángel de Rus es ya un autor de amplio recorrido y de dilatada experiencia. Un autor que ha explotado como nadie las potencialidades del relato corto; en concreto, del relato crítico, negro, satírico. (…) Reírse de lo grotesco de la lógica imperante, de lo hipócrita de ciertas buenas maneras; Miguel Ángel es un maestro en estas lides”.

El escritor y académico de la RAE José María Merino afirma sobre este libro: “Hay una ‘marca de la casa’, que es esa naturalidad con que todos los relatos están impregnados de un sutilísimo y muy personal sarcasmo. Me gusta también la diversidad de escenarios: de la Cuba de 1901 a la Gascuña o a Palermo, de los barrios donde se trafica la droga a galerías modernísimas de arte; de los licenciados en filosofía devenidos taxistas a los robots con ansias de maternidad... Hay algunos temas a los que soy espacialmente sensible: el juego onírico con el doble de Más duro que nunca; el éxito conseguido con el simbolismo de la venganza en Amada rata; la legítima defensa en Setenta balcones; el desfallecimiento del deseo tan logrado en El arte de amar; el contrato rechazado y la robot de Harmony 3.1...; el homenaje a La Eva futura en Último beso; la muestra de un excelente emprendedor en Arte; esa ensoñación en la web de Ficticio o la representación del universo censor en La botella de Bukowski...; la majestuosa entrada en el desconocido escenario de La belleza interior... Hay un misterioso aire de ‘distopía ya imperante’ en el conjunto, en la línea de 36 maneras de quitarse el sombrero, que me parece novedosa, así como esa mirada sarcástica a la que antes me referí”.


El escritor y crítico Francisco Javier Illán Vivas considera que “Ese fino humor, con unas pizcas de ironía, alejada de lo políticamente correcto, de lo aceptado por esta sociedad casi castrada, convierten, una vez más, la entrega de una parte de la obra de Miguel Ángel de Rus en un gozo para la lectura pausada. Dieciocho relatos para disfrutar de la lectura, del humor, del thriller, de lo políticamente incorrecto, de momentos que acercan tanto la realidad a la ficción que el lector puede dudar si es una u otra”.

Y el escritor Fernando Alonso Barahona, concluye: “Cinismo, venganza, desencanto… los personajes de estos relatos se rebelan contra la dominación de que son objetos y se atreven a actuar. Pura literatura subversiva, profundamente libre. El taxista asesino de Miguel Angel de Rus es sin duda uno de los mejores libros de 2020, aunque las reseñas oficialistas y correctas no se atrevan a recogerlo”.

Sobre El taxista asesino afirma Miguel Ángel de Rus: “El taxista asesino es un retablo satírico y negro del mundo contemporáneo. Hay un primer grupo de relatos en los que predomina la idea de ‘defensa ante un mundo hostil’, un mundo que resulta violento de muchas formas, físicas e intelectuales. Y esa defensa de quien se siente herido puede ser considera violencia a su vez por otros. Un segundo grupo englobaría los ‘relatos de la caverna’, en los que se metida sobre el hecho de que no vemos la verdadera realidad, sino un espectáculo montado para que estemos tranquilos. Y habría un tercer grupo de relatos que trata sobre la decepción, la melancolía que nos provoca el paso de la vida. Y para acabar, un relato sobre la mayor exhibición impúdica de la historia de los medios de comunicación. Todo satírico, ácido, crítico”.

Todo sobre el libro en http://www.mareditor.com/narrativa/el_taxista_asesino.html

13.11.20

La Mitología contada a los niños, de Fernán Caballero, con ilustraciones de Talía de Rus


 Colección LILIPUT nº 6

ISBN: 978-84-17433-22-2 • 170 páginas. PVP 14,00 €
Ilustraciones de Talía de Rus

<<<COMPRAR>>>

Obra cumbre de Fernán Caballero; ideal para niños y adolescentes, amena e informativa, sobre unos dioses de carne que vivieron miles de años, nos ayuda a comprender y admirar las obras que nos legaron los genios que brotaron de Grecia y Roma.

Pasan por estas páginas dioses como Saturno, Cibeles, Júpiter, Neptuno, Minerva o Venus, entre otros, que se encargaron de todo lo relacionado con el ser humano, desde la creación del mundo, la agricultura, la ganadería o la industria hasta el correcto orden del cosmos. Hay mitos y titanes, como Sísifo o Prometeo, quien robó el fuego a los dioses para dárselo a los humanos. Aparecen las ninfas y las musas que nos inspiran la comedia, la tragedia o la música. 

Esta obra nos ayuda a comprender de un modo ameno que los pueblos del Mediterráneo somos hermanos. La autora nos presenta a hombres célebres de Grecia, como Sócrates, Platón, Heráclito, Diógenes, Homero, Esopo o Demócrito, todo embellecido con las potentes ilustraciones de Talía de Rus, que dan una visión moderna y novedosa de estos personajes.

 


La autora: Fernán Caballero

Pseudónimo de Cecilia Böhl de Faber 

(Morges, Suiza, 1796 - Sevilla, España, 1877).
Hija de un cónsul español, durante sus primeros años vivió en la ciudad alemana de Hamburgo, en un pensionado regentado por una dama francesa, hasta que regresó con su familia a la ciudad de Cádiz en 1813, a la edad de diecisiete años. 

Autora de una prolífica obra enmarcada en el realismo, con toques de un pintoresquismo de carácter costumbrista, escribió libros como El Alcázar de Sevilla, La hija del sol, La gaviota, Clemencia, La familia de Alvareda, Relaciones, Un soldado bajo naranjos, Vulgaridad y nobleza, La mitología contada a los niños y la novela autobiográfica La estrella de Vandalia. Es autora de libros de cuentos y cuadros populares.

  


La ilustradora: Talía de Rus

(Madrid, 1999).
Estudiante de ilustración y diseño en Arte 10, es la autora de la portada de la novela negra La absurda existencia de Dalila Conde, de Olga Mínguez, y de la portada de la antología de cuentos Somos diferentes, donde se publican varias ilustraciones suyas; es la autora de la portada y de las ilustraciones de La mitología contada a los niños, todas ellas en M.A.R. Editor. Su primera publicación fue en 2016, en la antología La Navidad en su tinta

 Todo sobre el libro en  http://www.mareditor.com/Liliput/la_mitologia_contada_a_los_ninos.html 


Julio César Izquierdo: “Estamos ante una nueva forma de entender y exclamar lo que significa y tiene el románico de nuestras tierras”


Pregunta.- ¿Cómo te has sentido participando con un relato y prologando esta publicación?

R.- Pues la verdad, ha sido un auténtico placer. Tuve la oportunidad de leer con detenimiento todos y cada uno de los cuentos, relatos y reflexiones de los autores antes de su publicación para elaborar el prólogo. Y sentía que estábamos ante una nueva forma de entender y exclamar lo que significa y tiene el románico de nuestra tierra y de otros pagos.


P.- ¿Puedes profundizar en ello?
R.-Quiero decir que el Románico, de natural, ya tiene su inmensa riqueza artística y patrimonial, pero aquí, en la antología, he sentido que las piedras tenían vida. Han nacido o renacido leyendas, vivencias, experiencias reales o imaginadas. Los escritores han querido dejar una huella propia, dando un sentido a las palabras que van a sorprender al lector.


P.- ¿Es también una antología sobre lo rural y Castilla?
R.- Pues probablemente sí. No me cabe ninguna duda. Se deja entrever un trasfondo que habla de la “España Poco Habitada”, pero que no está exenta de vida. Las ermitas y las iglesias llevan ahí desde tiempos inmemoriales, formando parte del paisaje y del paisanaje. Cómo interpreta cada uno su presencia es lo que da sentido a toda la antología. Entrelazar historias con la disculpa de lo Románico no deja de ser un ejercicio de responsabilidad. O si se prefiere, una forma de “vender” y promocionar lo mucho y bueno que tienen las tierras castellanas de interior, por citar un ejemplo.


P.- Arte, patrimonio, vivencias... ¿Con algunas conclusiones claras?
R.- En esta vida nada es ni blanco ni negro. Pero sus páginas nacen en un momento diferente. Se fraguan en pleno confinamiento y empiezan a viajar en un momento complicado, entre repuntes y toques de queda. Yo creo, sinceramente, que el elenco de autores han dado una vuelta de tuerca en sus expresiones. Ya lo comento en el prólogo: “puede que estemos en el momento preciso para trasegar por una literatura fresca, directa, ecológica, sin intermediarios y muy sostenible”


P.- Y puede que también sus páginas supongan, ¿un toque de atención?
R.- Claro. Y un aviso para navegantes. Tenemos arte único, para dar y tomar. Tenemos un patrimonio castellano impresionante. Tenemos generaciones que han conformado lo que es y significa esta tierra. Comarcas y pueblos que necesitan tener futuro, pero sobre todo presente. Lo rural debe cobrar enteros y si para explicarlo hay que tirar de antologías, hágase. Pero aquí también tienen cabida las ciudades, que todo va unido y de la mano. En el fondo, y en la esencia, lo que se describe es una forma de vida, de ser y de estar. Lugares que tuvieron gran protagonismo en otros tiempos y que, visto lo visto, pueden convertirse en el refugio y en el hogar de nuevas generaciones. No será fácil. Pero ni no sabemos explicar, contar y valorar lo que tenemos. Si nosotros mismos no nos sentimos orgullosos, difícilmente vamos a animar a otros a sumarse a la causa. Es lo que engloba el libro: sentimiento de pertenencia y defensa de lo cercano. Castilla, como gran motor de las cosas sin menospreciar a nadie. Y sin complejos. En nuestro caso ha tocado hacerlo a través de la palabra escrita. Es una contribución humilde, pero ya saben que caminante no hay camino.


Historias del Románico. Antología de relatos en M.A.R. Editor

 


Historias del Románico.Antología
Colección NARRATIVA nº 97
ISBN: 978-84-17433-32-1 • 170 páginas • PVP: 15 €

<<<COMPRAR>>>



La época dorada del Románico en España fue la última mitad del S.XI y la primera del S.XII. Procedente de Francia y transmitido a través del Camino de Santiago logró su máximo esplendor en el reino de Castilla. Fue el primer gran estilo artístico claramente cristiano y europeo.

Debido a la relación entre Iglesia y nobles, los reyes impulsaron la construcción de iglesias e imágenes religiosas que reflejaban los valores de la nueva sociedad: feudal, guerrera y cristiana. M.A.R. Editor ha reunido un grupo de autores que han creado relatos inspirados en aquellos edificios, pero también en lo que ha sido de aquellas sociedades, en su decadencia e incluso en cómo mafias internacionales despojaron a los ciudadanos de su patrimonio arquitectónico y artístico.
Sobre este renovado interés por nuestro patrimonio y la preservación de nuestra historia firma en el prólogo Julio César Izquierdo: “puede ser que estemos en el momento preciso —los astros se confabulan— para trasegar por una literatura fresca, directa, ecológica, sin intermediarios, muy sostenible. Es también un deseo del que suscribe, vaya, con tintes de canecillo y pan recién horneado”.
En los relatos de este libro se trata de la repoblación de las tierras esquilmadas; de la puesta en valor del Camino de Santiago; de la recuperación de la agricultura, de la ganadería, de los trovadores de la tierra, de los hechos de mujeres heroicas que lucharon y arriesgaron su vida para salvar sus ciudades del invasor; y cómo no, se medita sobre las diversas “Españas” que nacen de la Castilla que iluminó al mundo y que ahora yace olvidada en una esquina de los grandes intereses.

 

Autores

M.A.R. Editor reúne en Historias del Románico a un destacado grupo de cuentistas españoles, encabezados por el prologuista, Julio César Izquierdo.

El lector encontrará relatos de:

• Ángela Hernández Benito
• Asier Aparicio
• Mónica Prádanos
• Enrique Pérez Balsa
• Olga Mínguez Pastor
• Aína Rotger Carlón
• David Acebes
• José Antonio Martín Viñas
• Miguel Ángel de Rus
• Juan Gil Palao
• Julia Estrada Serrano
• Manuel Martínez González
• Manuel Cortés Blanco
• Ana Zarzuelo
• Fernando Alonso Barahona
• Azael López del Prado
• y el propio Julio César Izquierdo.

Siguiendo la estela de la antología Castilla y León, puerta de la historia, M.A.R. Editor pretende revalorizar la imagen de la tierra que dio sentido a España y abrió el mundo, Castilla, cuya imagen parece ahora olvidada y, casi siempre, escasamente valorada, y de lugares como Santo Domingo de Silos, cuyo claustro aparece en la portada del libro, que merced al Camino de Santiago se convirtieron en los mayores difusores de cultura de su época y testimonio aún vigente de la fuerza del español y del Románico como gran estilo arquitectónico de su época.

12.10.20

M.A.R. Editor y Ediciones Irreverentes en la 53 Feria del Libro de Valladolid

 



M.A.R. Editor y Ediciones Irreverentes han participado participan en la 53 Feria del Libro de Valladolid, desde el 25 de septiembre al 4 de octubre de 2020. Ha sido una feria en la que la actividad se ha centrado en las firmas de libros en las casetas y en la que otros actos casi desaparecieron por las medidas sanitarias y de control anti-coronavirus.

            Los libros más vendidos por M.A.R. editor en la feria fueron “La mitología contada a los niños” de Fernán Caballero, con ilustraciones de Talía de Rus; “La espada cincel”, de Asier Aparicio; Otra tarde sin Mar, de Julia Estrada. y el libro de relatos de Miguel Ángel de Rus “36 maneras de quitarse el sombrero”.

            Las firmas, con mascarilla, el de manos y limpieza continua de los libros. Como siempre, una buena feria.



Te tengo en cuento, de José Antonio Martín Viñas


 Colección NARRATIVA nº 96

ISBN: 978-84-17433-31-4

144 páginas • PVP: 17 €
<<<COMPRAR>>>

Relatos intimistas que recorren la geografía española, con guiños a la mitología, a los momentos cruciales de la existencia que nos permiten crecer, a la lucha de numerosas mujeres de distintas épocas por encontrar su sitio en el mundo, a la vida que transcurre junto al río o junto al fuego del hogar y a la creación de un espacio mágico, Coliño, un pueblo que representa a todos los pueblos de la España abandonada.
            Bajo el título de Te tengo en cuento aparecen las sensibilidades de todos los lectores. Nos encontramos personas que emigraron, mujeres que lucharon por progresar en un mundo de hombres, niños que ayudaron a sus padres a subsistir, bardos que contaron su propia historia o trueques de amor y supervivencia. Pero también aparece el mundo clásico, al que siempre se vuelve, e incluso andamos junto a la diosa Lluvia, que llegó a Galicia de otras latitudes más al norte y entregó a los pobladores sus lágrimas fértiles.
            Entre sus muchos protagonistas están una silla, un libro o árboles, como un olivo que se despide de sus amigos después de un milenio de vivencias, o una ciudad, Zamora, y su amante, el río Duero. Hay historias que nos introducen, tal como hicieran García Márquez, Luis Mateo Díez o Juan Rulfo, en un pueblo imaginario, llamado Coliño, cuya traducción sería algo así como Regacito. Y todos sabemos que el regazo es una cavidad que se forma entre la cintura y las rodillas y cualquiera que se acurruque en él recibirá el cariño de sus familiares y escuchará sus historias ancestrales. Algunos de los textos fueron presentados a concursos literarios y resultaron ganadores o finalistas de los mismos.


José Antonio Martín Viñas

(Cuntis, Pontevedra, 1966).
Nació cerca del océano Atlántico, donde la niebla cuenta miles de historias. Reside en Salamanca. Es licenciado en Filología Clásica e Hispánica por la Universidad de Salamanca. Trabaja como profesor de Lengua castellana y Literatura de Educación Secundaria en el IES Calisto y Melibea de Santa Marta de Tormes (Salamanca).
Como escritor, ha participado en la antología Relatos de Zamora, en Cuentos del coronavirus, de Ediciones Irreverentes, y en Castilla y León, puerta de la Historia e Historias del Románico de M.A.R. Editor, editorial en la que aparece su primer libro de relatos, Te tengo en cuento.
     En 2011 obtuvo, en coautoría, el Premio Nacional Giner de los Ríos de Calidad educativa con el trabajo Todos los caminos conducen a… ¡El libro!. Ha recibido varios premios literarios, entre ellos el primer premio del III Concurso Literario Internacional para Docentes organizado por el Museo del Prado y el primer premio del XII Certamen internacional “Una imagen en mil palabras” organizado por la asociación cultural Ars Creatio de Torrevieja (Alicante). Entre sus publicaciones, sobresalen sus participaciones en la editorial Diversidad Literaria: Versos en el aire, Porciones creativas (“Pluma, tinta y papel”) e Inspiraciones nocturnas. Web www.jamviñas.com

 Toda la información en la web de M.A.R.Editor

http://www.mareditor.com/narrativa/te_tengo_en_cuento.html


18.8.20

M.A.R.Editor y Ediciones Irreverentes en la Feria del Libro de Palencia 2020

 

M.A.R.Editor y Ediciones Irreverentes en la Feria del Libro de Palencia.

Ambas editoriales participarán un año más en la Feria del Libro de Palencia con una amplia representación de autores que firmarán, en la presente edición, en la Caseta de la Librería Ateneo.

La  Feria del Libro se celebrará entre los días 28 de agosto y 6 de septiembre en el Parque del Salón con motivo de las Fiestas de San Antolín 2020, su ubicación tradicional, aunque con menos expositores debido a la situación sanitaria. Otra de las novedades exigidas por la situación actual, derivada de la COVID-19, será la de la limitación del número de personas por cada caseta, siendo dos el máximo establecido, todos ellos provistos de mascarilla y con la obligación de dispensar gel hidroalcohólico antes y después de la manipulación de los libros a los clientes.

            El horario de apertura de las casetas, que a diferencia de años anteriores se ubicarán en una fila en lugar de las dos enfrentadas, será de 11:30 a 14 horas por las mañanas y de 18:30 a 22 horas por las tardes. Los sábados, domingos y festivos, el horario matinal será ampliado hasta las 14:30 horas. El viernes 28 de agosto el horario sería de 18:30 a 22 horas y el domingo 6 de septiembre de 11:30 a 14:30 horas.


            29 de agosto, sábado            Tarde              Julia Estrada Serrano

            30 de agosto, domingo         Tarde              Asier Aparicio

            31 de agosto, lunes               Tarde              Julio César Izquierdo

            1 de septiembre, martes        Tarde              Aina Rotger (Antologías)

            2 de septiembre, miércoles  Tarde              Asier Aparicio

            2 de septiembre, jueves        Tarde              Asier Aparicio

            4 de septiembre, viernes      Tarde              Julia Estrada Serrano

            5 de septiembre, sábado       Mañana          José Antonio Martín Viñas

                                                           Tarde              Julia Estrada Serrano

            6 de septiembre, domingo   Mañana          Asier Aparicio

 Y estos serán los libros que firmará cada autor

 Asier Aparicio

            La Espada cincel

            Crónicas lunáticas

            Tócala Sam

            El ángel sobre las olas

            El árbol nazarí

 Julia Estrada Serrano

            Otra tarde sin Mar

 Julio César Izquierdo

            Castilla, ancha y eterna

 José Antonio Martín Viñas

            Te tengo en cuento

 Y se firmarán las antologías

            Historias del románico

            Sexo robótico

            Castilla León, puerta de la historia

 Asimismo, Ateneo es la librería de Castilla con una mayor oferta de libros de teatro y todo el fondo editorial de Ediciones Irreverentes, por lo que, como cada año, los amantes de teatro encontrarán en Ateneo los mejores textos teatrales de autores como Jardiel Poncela, Mihura, Valle-Inclán, García Lorca, Pirandello, Chejov, Pedro Muñoz Seca o Roger Rueff.

M.A.R. Editor y Ediciones Irreverentes en la Feria del Libro de San Sebastián

M.A.R. Editor y Ediciones Irreverentes se han unido para participar por primera vez en la feria del Libro de San Sebastián con un muy buen resultado y el éxito de libros como Donostia rebelde, de Miguel Usabiaga (Ediciones Irreverentes); y los Ibros de M.A.R. Editor: El dialecto de la vida, de Fernando SavaterOtra tarde sin Mar, de Julia Estrada36 maneras de quitarse el sombrero, de Miguel Ángel de RusEl edén de las manitas de cerdo de Enrique Pérez BalsaLa pluma del colibrí, de Salvador Robles Miras. Y dentro del ámbito infantil, El perro que escribía poemas de amor, de David Acebes.            

            Era la primera feria literaria que se celebraba tras el confinamiento por el coronavirus y tras unos comienzos titubeantes, cada día aumentó el flujo de personas asistentes a la caseta.

            Junto a las firmas en la caseta se celebró la presentación del nuevo libro de Miguel Usabiaga, Donostia rebelde,  con gran éxito de público, que abarrotó la sala, teniendo en cuenta las nuevas medidas sanitarias de seguridad; con una amplísima repercusión en medios de comunicación, y agotándose la primera edición a las dos semanas de aparecer el título.

            Sin hacerse acto de presentación, también se agotó en dos semanas la primera edición del libro de Fernando Savater, El dialecto de la vida, en apenas dos semanas. En resumen, dadas las circunstancias y con las dudas de cómo podría reaccionar la sociedad, ha sido una Feria del Libro interesante por el interés mostrado por los lectores.

Más información en la web de Miguel Ángel de Rus

http://www.miguelangelderus.es/ediciones-irreverentes-y-m-a-r-editor-en-la-feria-del-libro-de-san-sebastian/

17.7.20

Fernando Savater recupera "El dialecto de la vida", un homenaje a Stevenson, en M.A.R. Editor

Fernando Savater recupera su novela El dialecto de la vida, un homenaje a Stevenson y un recorrido por la Escocia de los castillos en ruinas, los paisajes neblinosos y los tugurios de los bebedores de güisqui. La novela aparece en la colección de narrativa de M.A.R. Editor.
Savater entrecruza en El dialecto de la vida tres propuestas. Lo que comienza siendo una novela de viajes, con la persecución periodística de las huellas de Robert Louis Stevenson, se engarza con las reflexiones sobre el fracaso de la relación amorosa del protagonista con una mujer, y con la naciente y equívoca amistad entre el hombre maduro y el joven fotógrafo que le acompaña. El escenario es Escocia, pero no la Escocia turística de los catálogos, sino la neblinosa, la de los pantanos, los castillos derruidos en lugares casi inalcanzables, los viejos bebedores de whisky que soportan un último trago acodados en la barra. Alan, el maduro protagonista, indaga en sus recuerdos el modo de recobrar el amor de su mujer, pero la vitalidad del joven David, su inestabilidad e inmadurez, su continua fascinación ante todo cuanto hay a su alrededor, harán cambiar los planes de Alan y le llevarán a descubrir facetas de su propia personalidad que le sorprenderán e inquietarán.
Brumas, alcohol, la memoria y sus deformaciones, jóvenes de aspecto seductor, reflexiones sobre la creación literaria, la impotencia de la filosofía ante la realidad, las calles de las obras de Stevenson, de los criminales de aquel tiempo, entrecruzándose con la vida de los protagonistas, Alan y David, son el caldo en el que se cuece una novela de intriga, de viajes y de amor, una novela, incluso, iniciática para el David que descubre el mundo de mano del hombre. Los destellos de humor de Savater son guiños al lector, oasis —o tabernas— en el camino, para llegar al punto final, al punto en el que acaban todas las historias.



Fernando Savater nació en San Sebastián, en 1947, donde vive y pasea todos los días por la playa de la concha, Escritor, profesor de Filosofía durante más de 30 años, ha escrito más de 50 libros. Traducido a más de veinte idiomas. Su última obra publicada ha sido La peor parte. Entre su obra destacan las novelas El dialecto de la vida (M.A.R. Editor), Caronte aguarda, El jardín de las dudas, Diario de Job, La hermandad de la buena suerte o el libro de relatos Episodios pasionales. Entre sus ensayos cabe mencionar: Contra las patrias, La tarea del héroe, El contenido de la felicidad, Ética para Amador, Política para Amador, El mito nacionalista, El valor de educar, Perdonen las molestias: crónica de una batalla sin armas contra las armas, El gran fraude: sobre terrorismo, nacionalismo y ¿progresismo? y Voltaire contra los fanáticos, entre otros. En su obra teatral destacan títulos como El último desembarco o Vente a Sinapia. Es autor de Mira por dónde. Autobiografía razonada.

Afirma sobre su libro Fernando SavaterEl dialecto de la vida no es una novela autobiográfica, no se puede decir que sean cosas que le hayan pasado exactamente a Fernando Savater, pero es cierto que hay trozos de vida, incluso de mi vida. He viajado mucho por Escocia y al escribir El dialecto de la vida me inspiraron dos viajes, en concreto, que hice allí. Uno de ellos lo hice con mi mujer, Sara, para el programa de televisión Lugares con genio; fue un viaje posterior al comienzo de la escritura de la novela. Aquellos programas fueron interesantes, porque se unía a un escritor con su entorno; el Buenos Aires de Borges, la Lisboa de Pessoa, el Chile de Neruda, la Praga de Kafka, la Escocia de Stevenson… Algunas de las cosas que cuento en la novela las vivimos allí. No es la Escocia de las guías turísticas; mi Escocia es la Escocia de Stevenson. Hay sitios turísticos, como el lago Ness. Pero en esa época yo era un apasionado de Stevenson, sigo siéndolo hoy en día; de su vida, de su obra, me hubiera gustado encontrarme con él. A mí siempre me han inspirado otros escritores, porque la gran aventura de mi vida es leer, y he vivido las aventuras que he leído a otros autores. Yo he viajado y he vivido con la lectura de La Isla del tesoro, con Sherlock Holmes, o cuando leí a Ciorán. Esas fueron mis verdaderas aventuras. Creo que leí La Isla del Tesoro con 6 ó 7 años, fui un niño precoz. Mi mente juvenil se extasió en el mar infinito, surcado por una goleta de nombre español y tripulación de bucaneros de todos los mares, que inventó un escritor escocés al que debo algunos sueños. Me marcó una versión en disco con voces de locutores famosos como Teófilo Martínez. Tanto me marcó esa versión, que en mi libro La infancia recuperada, al hablar de La isla del Tesoro, menciono una frase que no está en la novela”.

22.6.20

Entrevista a Julia Estrada Serrano por "Otra tarde sin Mar"



Pregunta.- ¿De dónde sale el título Otra tarde sin Mar?
Respuesta.- El título del libro es el del segundo relato. No puedo decir que es porque ese cuento sea de entre los catorce mi favorito, porque no es así. Pero sí, que siento un gran afecto por las mujeres que lo inspiraron, a las que admiré por su fortaleza frente a la adversidad; y pensé que era una manera de rendirlas homenaje.

P.- ¿Por qué el carácter tan intimista de los cuentos?
R.- Creo que uno de los fines de quien escribe es hacer sentir cosas a los lectores, emocionar. Pues bien, en el caso de los relatos de este libro, considero que el tono intimista le dota al texto y a las historias que refiero de una mayor intensidad, y se presta, más que cualquier otro, a despertar emociones en el lector.

P.- ¿Hay una visión femenina a la hora de crear, igual que a la hora de proponer las protagonistas?
R.-Como no podía ser de otra manera veo la vida desde lo que soy. Raymond Carver, decía en una entrevista, que el escritor elabora el mundo en consonancia con su propia especificidad. Y yo añado a las palabras de Carver, que esa especificidad de cada escritor tiene, sin lugar a duda, mucho en común con las singularidades de los lectores; y es ahí, en ese espacio que comparten, donde ambos se encuentran.

P.- ¿En qué mundo pretendes meter al lector?
R.- Escribo porque quiero contar cosas. Historias de gente sencilla con situaciones de vida en ocasiones complejas, donde no hay séper héroes que te salven, ni grandes villanos que te amarguen la vida. Relatos, con las que en alguna medida todos podemos identificarnos.

P.- Eres castellana. ¿Cómo influye el entorno, la cultura de la zona, la historia de castilla, a la hora de construirse como persona y como escritor?
R.- No invento nada, si digo que el ser humano es la suma de muchas circunstancias, experiencias, relaciones, etc. Y como consecuencia de ese diferente bagaje que vamos acumulando a través del tiempo, cada uno tenemos una forma peculiar de ser, ver, interpretar y contar lo que nos sucede, y ocurre a nuestro alrededor. Aunque estoy cada vez más convencida, de que seamos de uno u otro lugar, y hayamos vivido la vida que hayamos vivido, todos nos alegramos y sufrimos por motivos iguales, o muy parecidos.

P.- ¿Qué te inspira a la hora de inscribir?
R.-Soy bastante contemplativa en mi vida ordinaria. Me inspiran las conversaciones, lo que se cuenta la gente, las personas y su manera de ser, los paseos por el monte, los viajes… Y el silencio, que tanto escasea en estos tiempos, y es para mí la mejor música.

P.- ¿Hay escritores que te hayan marcado especialmente y que puedan influir en tu obra?
R.-Philip Rthot y Juan Goytisolo, son algunos de mis favoritos, pero tengo una larga lista de escritores con los que, leyendo alguno de sus libros, he disfrutado mucho, Lo que no sé, es en qué medida influyen en mí como escritora. De todos modos, yo creo, que incluso aquellos autores de los que has leído un solo libro, pero este te ha emocionado, influyen en el escritor. No olvidemos que el aprendizaje de verdad, ese que lleva a interiorizar lo aprendido, se origina en una emoción.

P.- ¿Qué estás escribiendo en la actualidad?
R.-Trabajo con verdadera pasión escribiendo una novela que espero disfruten los lectores, y en un cuento infantil. Además estoy trabajando en un cuento sobre el Románico para una antología que prepara M.A.R. Editor.


Más información sobre el libro


19.6.20

La muerte sabía a chocolate, de Pascal Buniet


Obra ganadora del IX Premio Wilkie Collins de Novela Negra

Colección NARRATIVA de M.A.R. Editor nº 90
ISBN: 978-84-17433-26-0 • 290 páginas • PVP: 17,95 €
<<<COMPRAR>>>



Hundido por el fallecimiento de su esposa, el joven detective belga Bernard Decrequi decide cambiar de aire. Acepta la oferta del empresario Alfred Van Der Mersch, que pone a su disposición un alojamiento en un pueblo turístico del sur de la isla de Tenerife, donde suele pasar habitualmente el invierno. Al llegar a Tenerife Bernard se encuentra con una lujosa villa situada en un pueblo al borde del mar, lugar predilecto de los jubilados belgas. Descubre una comunidad de compatriotas que gira alrededor del restaurante “Estrella de Mar”, propiedad de un personaje atípico pero popular conocido como Pepe, el Belga. Unos días después de su llegada Bernard se entera que Alfred Van Der Mersch, propietario de la fábrica de chocolate “Otelo”, ha sido asesinado en su casa el día en que él viajaba hacia la isla. Mientras en Bélgica el inexperto inspector Tony Bellanger investiga quién es en realidad el fallecido, Bernard en Tenerife se incorpora al mundo de los alegres jubilados y descubre que todo no es como parece. Una mujer será la clave de esta historia de enredos delictivos y de traiciones. En dos escenarios muy alejados que no tienen en apariencia nada en común. Aunque… la vida es larga y tortuosa, y la muerte puede llegar a tener sabor a chocolate.



Pascal Buniet



(Saint-Pol-sur-Mer, Francia, 1952).
Licenciado en filología inglesa por la Universidad de Lille, Francia. Vivió dos años en Irlanda, trabajó un año en el departamento de francés de la Universidad de Galway. En 1979 se traslada a Tenerife donde reside desde entonces. 
Es autor de las novelas Lágrimas en el mar, publicada en Francia con el título de Des larmes d’espoir, y en M.A.R. Editor de La verdadera historia de Gloria T y Sombras en la meta, publicada en Francia como L’ombre du coureur. Es un destacado ejemplo de Novela Enigma. Con La muerte sabía a chocolate ha ganado el IX Premio Wilkie Collins de Novela Negra entre 174 obras recibidas desde 19 países.





14.3.20

Sexo robótico, el amor del futuro, en M.A.R. Editor


Colección NARRATIVA nº 88
ISBN: 978-84-17433-25-3 •
184 páginas • PVP: 15,00 €

Nos encontramos ante un cambio de paradigma social y cultural, y los robots, inicialmente destinados al mundo industrial y mecánico, ahora son fabricados para combatir la soledad, incluso para funcionar como un sucedáneo del sexo o del amor.
            Pieles de tacto suave que conducen al engaño, formas sugerentes, ojos y cabellos al gusto del consumidor y gran capacidad para relacionarse, convierten al androide moderno en un sueño para aquellas personas necesitadas de contacto humano.
El amor entre los hombres y los seres artificiales es tan antiguo como la especie. Cuenta Ovidio en su Metamorfosis que Pigmalión se enamoró de una estatua que había creado con blanco marfil. A finales del S.XIX Villiers de l’Isle-Adam escribió La Eva futura, donde un hombre se enamora de una mujer artificial. El amor se desplaza a su propia parcela de artificialidad porque ya lo más importante no es la realidad, sino lo percibido como real. Potentes empresas pugnan por crear la robot, y el robot, más sexy y complaciente. Algunas de ellas incluso han comprendido que deben sofisticarlo para durar en la salud y la enfermedad, la riqueza y la pobreza. Los relatos aquí reunidos tratan de máquinas hechas para el amor, de obsesiones, de robots sexuales e incluso de la posibilidad de procrear con androides casi perfectas. Comprendemos que hay otras formas de amar al leer los textos de María Zaragoza, Félix Díaz, Teresa Iturriaga Osa, Toñy Riquelme, Francisco Legaz, Francisco Javier Illán Vivas, Margarita Wanceulen, Sara Sánchez Rivas, David Acebes, Ana Zarzuelo, Enrique Pérez Balsa, Antonio M. Morales, Klaus S. Neumann, Pedro Diego Gil López, Patricia Haro, Aina Rotger, Pedro Amorós, Pedro Pujante y Miguel Ángel de Rus.
            Viajamos a futuros oscuros, extraños o divertidos, futuros muy cercanos en los que se fabricarán compañeros a medida de nuestras obsesiones y necesidades, ya sea para el sexo o para llevar una confortable vida conyugal.

M.A.R. Editor ha reunido textos de destacados autores contemporáneos en este volumen de relatos sobre el amor y sexo entre humanos y robots. Entre la humanidad y la artificialidad. La edición literaria de Sexo robótico para M.A.R. Editor ha corrido a cargo de Pedro Pujante. Los relatos publicados en el libro pertenecen a los siguientes autores: María Zaragoza, Félix Díaz, Teresa Iturriaga Osa, Toñy Riquelme, Francisco Legaz, Francisco Javier Illán Vivas, Margarita Wanceulen, Sara Sánchez Rivas, David Acebes, Ana Zarzuelo, Enrique Pérez Balsa, Antonio M. Morales, Klaus S. Neumann, Pedro Diego Gil López, Patricia Haro, Aina Rotger, Pedro Amorós, Pedro Pujante y Miguel Ángel de Rus.
            Son historias fantásticas y de ciencia ficción, pero ancladas en nuestra realidad. Mundos que se parecen al nuestro en los que el amor entre el hombre y la máquina ya se está consumando. Es una propuesta literaria atrevida sobre un futuro quizá demasiado cercano.

Hablan los autores

Sobre el libro afirma el escritor y editor literario Pedro Pujante: “M.A.R. Editor me propuso preparar esta antología porque están muy interesados en el tema de la vida artificial. Ya en la literatura clásica lo trataron autores como Ovidio o Villiers, de quien la editorial acaba de editar La Eva futura, una obra magistral sobre el tema, y querían profundizar en el concepto. Y en verdad es algo muy actual, porque millones de personas enamoradas, en la distancia, de imágenes reproducidas en revistas, cuadros famosos, fotogramas que emulan la figura de Irina Shayk o Rita Hayworth. Pigmaliones de luz que la pantalla del televisor ha esculpido en la soledad de nuestro salón. Enamorados de seres irreales. Ocurre a diario. Amamos a seres artificiales con el rostro de bellezas imposibles. En el cine Berlanga, en Tamaño natural, ya ensayó este subgénero de romance artificial, pero añadiendo sus dosis de humor, ironía y crítica social. En otra película, Lars and the real girl, la soledad y el aislamiento impulsan a su excéntrico protagonista a contraer una relación plastificada con una muñeca. Así pues, queríamos afrontar desde la literatura nuevas formas de ver el sexo robótico, incluso el amor y la procreación, porque quizá nos acerquemos a un futuro en el que nos convirtamos en posthumanos. Cada autor muestra su visión de este tema con un resultado divertido, ácido y creo que muy interesante”.
            El escritor Miguel Ángel de Rus es el que va más allá en el proceso de transhumanización: “Ya hay úteros artificiales y robots que tienen funciones de incubadora, con sensores que graban los datos de temperatura del bebé, pulsaciones, que informan de todas sus necesidades y con las condiciones adecuadas para que se cubran esas necesidades. Ya que hay una industria de robots creados para el sexo, no es de descartar que pronto se creen robots –si no los hay ya– a los que se implante un óvulo fecundado que será desarrollado en un útero artificial dentro del robot. Así ese robot dará compañía, amor, sexo e incluso tendrá hijos. Puede resultar agradable o no, pero es hacia donde va la ciencia. En lugar de usar vientres de alquiler de mujeres pobres, usar la tecnología”.
            María Zaragoza afirma sobre su relato El peso del amor habla de las particularidades que nos hacen únicos en un mundo que busca hacernos cada vez más indistinguibles, más homogéneos, sin matices. Esos matices, por más que quieran eliminarlos, seguirán existiendo; seguirá habiendo un porcentaje de nosotros que será sólo nuestro aunque nadie más lo vea. El relato planeta si sería posible que las inteligencias artificiales desarrollasen también ese pequeño porcentaje único, lo que otros llamarían alma.
            Para el vallisoletano David Acebes: “No hay nada más chic que hacer el amor con un chip. O al menos eso creen los autores que Pedro Pujante ha seleccionado para la nueva antología de M.A.R. Editor. Encabezados por María Zaragoza, en Sexo Robótico podemos encontrar algo así como una versión literaria de la mítica serie Black Mirror, una colección de diecinueve relatos, originales e independientes entre sí, que nos proponen sin embargo visiones afines de una realidad que amenaza con ser distópica y poshumana”. La autora residente en Palencia Aína Rotger, ve con una cierta ironía el sexo robótico: “Ya hay máquinas para dar placer sexual a las personas. El sexo robótico es la evolución del satisfyer”. Y así ve el amor que viene el palentino Asier Aparicio: “Hay gente para la que el futuro es sex, drugs & Robocop”.
 Presentación de Sexo Robótico en la librería Burma de Madrid, con Miguel Ángel de Rus, Sara Sánchez Rivas, Aína Rotger y Enrique Pérez Balsa.
Presentación de Sexo Robótico en Murcia, con Juan Gil Palao, Francisco Javier Illán Vivas, Pero Pujante y Pedro Diego Gil López
Presentación en la librería Margen, de Valladolid, de Sexo Robótico con Aina Rotger, María Ángeles Paniagua y David Acebes
Presentación en Cieza de Sexo Robótico con Francisco Javier Illán Vivas, Toñy Riquelme, Pe
dro Pujante, Pedro Diego Gil López y Juan Gil Palao.

Presentación de Sexo Robótico en la librería Ateneo, de Palencia, con Asier Aparicio, Aína Rotger y Acebes